"En un mundo como el actual, donde la publicidad invade todas las parcelas vitales de nuestros jóvenes hasta llevarlos al consumismo más inconsciente y donde el papel de las empresas y de los empresarios les resulta ajeno y distante (pese a las necesidades de nuestro país de emprendedores), parece más que aconsejable, necesaria la incorporación al currículo del segundo ciclo de la ESO, de una materia introductoria, que desde el análisis económico, estudie el papel de los ciudadanos como consumidores y trabajadores, y de las empresas como creadoras de empleo y de riqueza de forma responsable"